VIRGEN DEL ABRAZO DE VALDEBEBAS. Testimonio de Macu

Jul 13, 2022 | TESTIMONIOS

Testimonio de Macu. Impulsora de la Virgen del Abrazo de Valdebebas y de AMAVA – Asociación Madrileña de Amigos de la Virgen del Abrazo cuyos fines son los de proteger, defender y custodiar a la Virgen del Abrazo del Parque de Valdebebas de Madrid, promover una convivencia pacífica de concordia y respeto entre todos, vecinos y visitantes del Parque de Valdebebas y llevar los abrazos de la Virgen a las personas vulnerables, ancianos, enfermos, necesitados de la fuerza de un abrazo, etc. defendiendo el bien común.

Pero, ¿cómo surge todo esto? La virgen del abrazo surge en un momento en el que Macu fue a comer un bocadillo con más amigos del barrio de la parroquia un sábado santo y rezando el rosario sentados en el suelo Macu sintió una “inmensa presencia de la Virgen y que quedaría precioso el poder contar con una Virgen allí”, explica. Fue un momento que no contó a nadie sino que sintió de la propia oración del rosario y ahí se quedó. “Pero se quedó en mi mente asi que todos los días lo recordaba y me preguntaba que esto que me había ocurrido a quien se lo iba a contar”, recuerda. Al antiguo párroco le comentó que se le había ocurrido que se podría tener una virgen en el parque y el párroco la miró diciendo que lo moviera pero puso una cara de que en verdad lo tenía complicado de conseguir.

Macu siguió con la idea y se lo comentó a personas que estaban más cercanas a ella porque veía de alguna manera que la idea entusiasmaba. En ese momento a Macu le salió un viaje a Tierra Santa y cuando volvió del viaje la llamaron del área de parques de Jaén porque habían visto su solicitud y la preguntaron que donde quería que fuera colocada la virgen. “Yo mee había imaginado para evitar vandalismos una Virgen colocada arriba en algún pino para que no fuera accesible e incluso una virgen que estuviera medio escondida y que fuéramos unos pocos los que supiéramos donde se encontraba”, explica.

Un lugar de encuentro mariano en definitiva. Cuando llegó al lugar le dijeron que los pinos estaban protegidos y no se podían tocar.

¡No te pierdas la historia completa!

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados