TESTIMONIO DE SANACIÓN: IVETH CAROLINA LAGOS
05/21/2022

Iveth Lagos de Honduras, católica, catecúmena, con las bodas del cordero y la luna de miel de una relación íntima con Dios por medio de un hilo conductor que es el dolor y detrimento de su cuerpo por un lupus y otras enfermedades, donde le llevó a encontrarse consigo misma y el rostro de Dios.

Esta hondureña profundamente católica ha experimentado la enfermedad ya que padece 9 enfermedades crónicas una de ellas el lupus, una enfermedad autoinmune que ataca al cuerpo y lo va deteriorando. Además tiene fatiga crónica, presión alta, fue operada de un pre cáncer de mama y tuvo COVID. “Estuve 20 días en la UCI, ocho días internas después de la UCI donde pude ver la manifestación de Dios. Esto me dejó un daño pulmonar del 90%”, explica.

Y es que no podía ni caminar, ni comer, ni hablar y ni respirar. Para Iveth en su recuperación está la mano de Dios. “Los médicos se asustaron porque tanta enfermedad complicaba todo mucho pero logré ver esa mano de Dios”, explica. Todas estas enfermedades crónicas le han posibilitado llevar una vida diferente a la que tenía según ella misma reconoce.

“Era una mujer muy activa y tenía mucho trabajo y entendí que el Señor me había enviado estas condiciones de salud para poder ayudar a otros”. De esta forma, Iveth tiene la convicción plena de que estas enfermedades se han dado para que “la gracia de Dios se manifieste en mí, en la misericordia de Dios”. Para poder ayudar al prójimo en este sentido fundaron con otras enfermas una asociación en Honduras porque “sabemos que si no tuviéramos a Dios en nuestro corazón es difícil sobrellevar, por eso damos ese apoyo y esa orientación”, resalta Iveth.

¡Si quieres conocer cómo ayuda Iveth y escuchar cómo se vive una experiencia de enfermedad desde la fe, no te pierdas el testimonio!

 

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados