TESTIMONIO DE CONVERSIÓN. Miguel Luján, ex-pastor protestante se convierte al catolicismo en Medjugorge
08/08/2022

Miguel Luján nos cuenta su testimonio de conversión en un sitio muy especial en la Virgen del Abrazo que más adelante conoceremos su significado. Miguel nació en una familia católica, apostólica y romana como dice él con una buena transmisión del evangelio. Fue por esta educación que se vió reforzada con los estudios en un colegio católico cuando se dio cuando que de Dios era real, un Dios vivo, que no era simplemente una religión.

Todavía recuerda como su padre cuando eran niños les abrazaba a su hermano y a él mientras les decía: “Solo quiero hijos míos una cosa, que seáis buenos y os salvéis”. Por lo que ya desde pequeño Miguel tuvo un concepto de la salvación muy importante.   

Recuerda cómo en el colegio donde estudiaba llegaron unos misioneros con donde les hablaban de la necesidad que había de llevar el evangelio a misiones a África, eso a Miguel le llamó mucho la atención y se lo comentó a su padre: que él quería ser misionero. Su padre le comentó que era joven todavía para tener clara su vocación. Seis meses, después llegaron personas de la obra y muchos de los que allí estuvieron ingresaron en el Opus Dei. “Yo escribí a San José María para decirle que quería ser numerario, después me di cuenta que aquello no era mi vocación pero si quería entregar lo más valioso que era el matrimonio y los hijos a Dios para vivir en santidad”, explica. 

Además le atraía mucho la idea de la santidad a través del trabajo ordinario y eso caló mucho en su corazón. Recibió mucha formación en este sentido y ya en la universidad conoció a un grupo muy preparada del mundo protestante. “Lutero quería hacer otra Iglesia y lo que no se daba cuenta es que con el tiempo iba a haber 20.000 denominaciones pero yo estaba muy ilusionado con estas nuevas creencias”, recuerda. Y es que para Miguel el mundo protestante era un mundo totalmente nuevo. Le empezaron a hablar que los sacramentos eran una invención, entre otras cosas. 

“Fue algo que me sacudió enormemente”, subraya. Tanto es así que Miguel apostató de su fe católica. 

¿Cómo crees que termina esta historia de vuelta a casa de Miguel? ¡Te invitamos a que no te la pierdas!

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados