TESTIMONIO DE CONVERSIÓN DE CARLA RESTOY
05/08/2022

En su presentación Carla reconoce que fue bautizada a los 17 años y cuenta que sus padres se casaron por la Iglesia pero sin intención de formar una familia. Sus padres no habían pisado una iglesia más allá de la boda y a los 10 años llegó al mundo Carla por un anhelo de su madre que quería tener hijos. Por coherencia decidieron no bautizar a Carla ya que no creían en ello y tampoco le dieron una educación que estuviera basada en fundamentos religiosos. A los tres años nació la hermana de Carla y hicieron lo mismo con ella. Nació en un contexto donde no conocía de alguna forma la religión ni la fe.

De hecho reconoce, que se la fue educando con la idea de que la religión era algo que habían inventado aquellas personas que sufrían y que no sabían muy bien ser fuertes y necesitaban de alguna forma crear ese amigo imaginario. “Esa idea bonita, ese cuento de hadas bonito para que pudieran vivir un poco normal”. La religión también Carla la concebía por cómo se lo habían transmitido que era algo “para gente tonta, gente que no pensaba mucho y les habían comido la cabeza, esa era mi ida”. Recuerda la influencia positiva de sus abuelos maternos porque pasaba mucho tiempo con ellos y ellos si tenían esa fe.

Su conversión Carla la define como una conjunción de piezas de puzzle que fueron poco a poco encajando. Hubo un momento importante y es que ella que nunca había dado formación religiosa en una asignatura le hablaron de Santo Tomás de Aquino y las cinco vías que son 5 explicaciones racionales de la existencia de Dios. “Para mi eso fue un shock porque yo concebía la religión como quien concibe un mito”.

¡Si quieres conocer cómo termina la historia de Carla no te pierdas el video completo!

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados