SACERDOTE RECOMIENDA LA BENDICIÓN DEL HOGAR
05/21/2022

La bendición del hogar es una de las cosas que deberían plantearse todos los católicos. Si tu hogar aún no está bendecido, este video es para ti.

En su célebre blog Exorcist Diary, el exorcista Monseñor Stephen Rossetti escribió un artículo titulado “Demonios rechazados por hogares bendecidos” en el cual cuenta cómo la bendición del hogar puede ser una excelente forma de proteger el lugar donde vives con tu famillia. “Una mujer poseída estaba fuera de su habitación para hacer un recado. Sin que ella lo supiera, lo bendije y exorcicé usando agua bendita.

También rocié sal exorcizada en las esquinas del piso. Luego tomé aceite exorcizado e hice una señal de la cruz en la puerta, ventanas y dinteles.

Pero cuando me fui, el ojo humano no podía ver nada diferente”, comenta Monseñor Rossetti. Sin embargo, al otro día se dio el siguiente intercambio con la mujer: “Mujer poseída: ¿Hiciste algo en mi habitación? Sacerdote-exorcista: ¿Por qué preguntas? Mujer poseída: Has bendecido mi habitación. Sacerdote-exorcista: ¿Cómo lo sabías? Mujer poseída: Algo cambió. Ellos [los demonios] lo odiaron. Todavía lo odian“. “Este breve intercambio fue esclarecedor”, comenta el exorcista. “Primero, ayudó a confirmar que la mujer estaba poseída. Ella tenía ‘conocimientos ocultos’. No hay forma de que ella supiera que bendije y exorcicé su habitación.

Ella recibió este conocimiento a través de los demonios”. Pero también hizo un segundo descubrimiento, o una certificación sobre la bendición del hogar: “Confirma el poder y la importancia de tener una bendición sacerdotal, especialmente la bendición de nuestros hogares. Los demonios lo odian y les repugna“. Y este no es el único testimonio citado por Monseñor Rossetti. Según comenta, “otra mujer poseída dijo que cuando se acerca a un hogar bendecido, tiene grandes dificultades para entrar, al igual que en una iglesia”. Y “un tercero dijo que cuando entró en una casa bendecida, pudo ver al demonio, que típicamente la atormentaba, quedarse afuera. Miró por la ventana mientras ella estaba dentro, pero no entró. Un hogar bendecido es un lugar sagrado y los demonios en los poseídos sienten repulsión por cualquier cosa sagrada”.

Ya sabes, si aún no has considerado la bendición del hogar, aquí tienes buenas razones para hacerla.

Fuente: Churchpop

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados