MUERE ISABEL II DE INGLATERRA
09/08/2022

La Reina Isabel II de Inglaterra, cabeza de la Iglesia Anglicana, falleció a los 96 años este jueves 8 de septiembre en el día de la Natividad de la Virgen María. Los obispos del país pidieron por “el descanso del alma de Su Majestad” y que sea “recibida en la presencia misericordiosa de Dios”.

La reina conoció a lo largo de su vida a cinco Papas de la Iglesia Católica.

La cuenta oficial de La Familia Real en Twitter, así como el sitio web oficial, confirmaron su muerte este jueves.

“La Reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El Rey y la Reina Consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana”, indica el mensaje.

El Cardenal Vincent Nichols, Arzobispo de Westminster y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales, indicó en un comunicado este 8 de septiembre que todos los obispos están orando “por el descanso del alma de Su Majestad”.

“Lo hacemos con confianza, porque la fe cristiana marcó cada día de su vida y actividad”, dijo.

En su mensaje, el Purpurado recordó las palabras de la Reina Isabel el 21 de abril de 1947 cuando cumplió 21 años: “Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, la dedicaré a su servicio”.

“Ahora, 65 años después, estamos desconsolados por nuestra pérdida, por su muerte, y tan llenos de admiración por la forma infalible en que cumplió esa declaración”, expresó el cardenal.

También dijo que, incluso en medio de su “dolor”, se “llena un inmenso sentimiento de gratitud por el regalo al mundo que ha sido la vida de la reina Isabel II”.

Según el Cardenal Nichols, la fe de la Reina Isabel “tantas veces y tan elocuentemente proclamada en sus mensajes públicos”, fue “una inspiración” para él y para muchos.

“La sabiduría, la estabilidad y el servicio que encarnó constantemente, a menudo en circunstancias de extrema dificultad, son un legado brillante y un testimonio de su fe”, afirmó.

Finalmente, el líder de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales, aseguró que la oración de todo el cuerpo de obispos está dedicada a “que ahora sea recibida en la presencia misericordiosa de Dios, para reunirse allí con su amado Príncipe Felipe”.

“Esta es la promesa de nuestra fe y nuestro profundo consuelo. La reina Isabel II seguirá siendo, siempre, una luz brillante en nuestra historia. Que ahora descanse en paz. Oramos por Su Majestad el Rey, mientras asume su nuevo cargo incluso mientras llora a su madre. Dios salve al rey”, concluyó.

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados