LAS VIRTUDES TEOLOGALES. Tres herramientas para alcanzar la felicidad del cielo
07/05/2022

Fe, esperanza y caridad. Fueron infundidas por Dios en nuestra alma el día del bautismo. En este video te las presentamos a través de la película “En busca de la felicidad”.

Vivimos en un mundo perdido en el consumo y en una sociedad sumida en el egoísmo, los católicos tenemos que ser motivo de cambio, ser buenos católicos para ser buenas personas, parecernos más a Dios para llegar a ser santos. Por ello, Dios nos infunde unos hábitos en la voluntad para que seamos capaces de obrar como hijos suyos y así lograr la felicidad de la vida eterna. Te presentamos tres herramientas para alcanzar la felicidad del cielo.

Y es que la virtud no es un don natural con el que nacemos porque si así fuera no sería virtud pero en la naturaleza humana existe una disposición y capacidad que facilita la búsqueda de la virtud. Se adquieren al actuar consciente y libre en orden al bien. La virtud tiene que ser habitual y no un acto esporádico o aislado.

Lo contrario a la virtud es el vicio, que es un hábito adquirido por la repetición de actos contrarios al bien.

¡Conoce en este video cuáles son las virtudes teologales y cómo nos ayudan!

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados