Las tres “R” para mantener al demonio lejos de ti
09/20/2022

¿Tres “R” pueden mantener al demonio alejado de tu vida? ¿Cuáles son estas tres palabras? Un sacerdote explica tres cosas que te ayudarán a vencer la tentación o cualquier opresión demoníaca. En sus habituales artículos en Exorcist Diary, Monseñor Stephen Rossetti comparte tres palabras -acompañadas de una disposición o actitud- que te servirán para mantener alejados a los demonios de tu vida.

Sacerdote revela las tres palabras con “R” que mantendrán al demonio lejos de ti

Las “tres R para echar fuera demonios son: rechazar , renunciar y reprender“, comienza diciendo Mons. Rossetti. Si en alguna sesión de liberación, “un individuo identifica la presencia de un espíritu maligno de lujuria, la persona entonces diría: “En el Santo Nombre de Jesús, rechazo, renuncio y reprendo al espíritu de lujuria. En el Santo Nombre de Jesús, nombre, lo echo fuera!”.

¿Qué significan estas palabras? “‘Rechazar‘ es hacer un acto de voluntad que diga en efecto: ‘No quiero este espíritu maligno’. ‘Renunciar‘ es devolver los beneficios deseados o recibidos en la relación demoníaca. ‘Reprender‘ es denunciar duramente al espíritu maligno”, explica el sacerdote. “En la obra de liberación, un paso importante en el proceso de liberación es cortar la relación entre el individuo y el espíritu maligno“, agrega el sacerdote.

“Si bien todo el proceso de expulsar demonios puede tomar algún tiempo, este proceso formal de rechazar los espíritus malignos, usando las tres R, es un paso importante en el camino“, reconoce. Sin embargo, estas tres palabras también son de ayuda en casos menores, como por ejemplo ante la tentación. 

“Estas tres R son útiles para superar las tentaciones normales de la vida, que a menudo son alimentadas por espíritus malignos. Cada vez que somos tentados, podemos decir: “En el santo nombre de Jesús, rechazo los espíritus malignos de [nombre de la tentación]. 

Los rechazo, los renuncio, los reprendo. En el santo nombre de Jesús, los echo ¡afuera!”.

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados