El actor PIERCE BROSNAN: un James Bond católico en Hollywood

Oct 3, 2022 | TESTIMONIOS

Pierce Brosnan nació en Irlanda en 1953, en una familia humilde. El actor no tuvo una infancia fácil, ya que al poco tiempo de nacer, su padre abandonó a su madre, y esta tuvo que emigrar a Londres en busca de trabajo.

Brosnan que solo contaba con un año, quedó al cuidado de sus abuelos hasta que fallecieron en 1968. Tras esta pérdida, marchó a Londres para buscar trabajo y para buscar a su madre. Así reveló él mismo para un diario londinense. “Mi familia estaba fracturada y me quedó con mis abuelos. Hasta que a los 15 años dejé Irlanda y me encontré siendo un inmigrante irlandés en en Inglaterra, intentando encajar en la sociedad, pero allí mi sentimiento de agradecimiento era grande, porque podía estar cerca de mi madre”, explica.

En este país empezó a cursar sus estudios en un instituto en el que sufrió acoso por el hecho de ser católico. “Había que ser muy valiente para ser católico irlandés en el South London. La mayor parte del tiempo lo pasé peleando”, recuerda. Al mismo tiempo que daba sus primeros pasos en el teatro, continuaba con su formación en esta misma disciplina en una gran escuela.

Tras un buen comienzo y con buenos éxitos cosechados a principios de los años 90 su carrera estuvo a punto de estancarse cuando actuó en películas como el Cortador de Césped o Hilo Mortal. Pero se recuperó con Señora Doubtfire que descubrió sus dotes humorísticos. Faltaba poco para que a Brosnan la dieran el papel que se lanzó al estrellato.

¡No te pierdas el video completo!

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados