BOB DYLAN Y SU ENCUENTRO CON JESÚS

Oct 19, 2022 | TESTIMONIOS

Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan, nació el 24 de mayo de 1941, en Duluth, Minnessota. En una familia perteneciente a una comunidad judía. Cantante y compositor estadounidense de folk y rock, es considerado uno de los compositores y músicos más influyentes del siglo XX.

Su admiración por el poeta Dylan Thomas le llevó le llevó a adoptar el apellido artístico por el que se le conoce. En 1959 empezó a estudiar en la Universidad de Minessotta donde entró en contacto con la música folk y con la música protesta. Allí empezó a frecuentar locales nocturnos donde comenzó a actuar. Fue entonces cuando adoptó su nombre artístico: Bob Dylan.

Abandonó definitivamente los estudios universitarios para dedicarse por completo a la música y en 1961 se trasladó a Nueva York. Después de años en la escena musical, en 1977 se separó de su mujer con la que había tenido cuatro hijos. Fue una época dura para el cantante pero fructífera para su discografía. Un año más tarde, en noviembre de 1978 tuvo su primer acercamiento al cristianismo que se dió de una manera muy particular.

En una entrevista contó que durante un show en San Diego (California), no se estaba sintiendo bien. De pronto alguien le tiró una cruz de plata y él que casi nunca tomaba las cosas que le tiraban al escenario la agarró, se la puso en el bolsillo y se la llevó hasta la siguiente parada del tour en Touxon (Arizona). Allí se sentía peor que en el día anterior: “Esa noche necesitaba algo que nunca antes había tenido. Miré en mi bolsillo, tenía esa cruz y me la colgué”, explica el cantante.

¿Quieres conocer cómo termina esta historia de descubrimiento de la fe?

¿Te ha gustado este artículo?

Ayúdanos a seguir creando contenidos católicos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados